Se llama Hambroneta y es el primer food truck de España certificado con la Q de Calidad Turística. Detrás, un modelo de negocio pionero, nacido en 2012, que ha marcado un antes y un después en el incipiente sector de la street food. Una de sus furgonetas y el know how de esta firma estarán en el próximo Food Truck Forum, en el BEC de Bilbao.

La vizcaína Hambroneta nació en marzo de 2012, cuando prácticamente no existía el movimiento food truck en nuestro país. Su fundadora, Leire Pérez, lo tuvo muy claro desde el principio: había que alejarse “de la imagen de ilegalidad y suciedad que tenían los vehículos de venta de comida”. Por ello la llegada de Hambroneta supuso un giro radical en sector, al ofrecer una imagen fresca y cuidada, un producto de calidad y acuerdos con proveedores locales.

La familia fue creciendo paulatinamente: tras el modelo de furgoneta “Hambroneta” llegaría el primer Hambrocar (un Seat 124 convertido en un puesto de alimentos y bebidas) al que le siguió el segundo, un Austin Victoria. La última incorporación a la flota ha sido la flamante Hambroneta Black, perfectamente equipada y con tecnología a la última.

El food truck Hambroneta Black

La creciente demanda de servicios de catering cada vez más grandes (cócteles, almuerzos, pintxos, coffee break…) llevó a la firma a estrenar nuevas instalaciones y desarrollar una innovadora línea de catering. Hoy por hoy, Hambroneta es el primer (y único) food truck certificado con Q de Calidad Turística, gracias al empeño de sus creadores en apostar por la calidad y la seguridad alimentaria.

“Mi idea inicial era franquiciar el negocio del food truck y tener una Hambroneta en cada provincia”, explica Leire Pérez. “Y después hacer hambrocars, hambrobuses, hambroboats, hambrotrains, hambrostops…. Aunque estamos desarrollando la línea de catering, no descarto que ocurra nada de esto. El ‘hambromundo’ me tiene cautivada”.

Flexibilidad en un entorno cada vez más competitivo

Como pionera, esta emprendedora ha tenido que lidiar con un buen número de obstáculos para desarrollar su negocio de food trucks. Para ella lo más duro ha sido “sin duda la incertidumbre, la falta de certeza y la irregularidad de ingresos, lo que hace difícil realizar previsiones y tener todo organizado”. Por ello la flexibilidad y adaptabilidad son fundamentales en el negocio de la comida sobre ruedas, “al igual que contar con un equipo que no sea de horarios fijos y rutinas y entienda el modelo de negocio”, señala la fundadora de Hambroneta.

En la actualidad, esta firma se encuentra con un entorno cada vez más competitivo, tanto en la línea food truck como en la de catering, “lo que nos gusta y motiva, explica su responsable. “Pero muchas veces sabemos si participamos en un evento sólo tres días antes. Y en el catering ocurre más de lo mismo: exceptuando las bodas, el resto de eventos se planea con muy poca antelación, y de pronto nos encontramos con auténticas avalanchas de trabajo que no podemos prever”.

En la línea de catering se siguen demandando los servicios de siempre (cócteles, comidas, reuniones informales, coffee breaks…) pero con una diferencia: “ahora, además de estar rico, tiene que entrar por los ojos“, señala Leire Pérez. “La presentación tiene que ser cuidada, con muchos detalles, personalizada y a la última, y sobre todo no ha de notarse que es un servicio de una empresa de catering ajena a la empresa que está sirviendo. Todo lo que rodea al evento tiene que ser uno, y capaz de transmitir el mensaje deseado por el cliente. Y éste demanda cada vez servicios más originales, salir de lo tradicional, algo que se nota mucho en las bodas: las parejas quieren food trucks, puestos temáticos…  una auténtica fiesta sin protocolos”.

El food truck Hambroneta Black, con un look estilo Las Vegas para una boda

En el Food Truck Forum

Precisamente de su intensa experiencia empresarial y de las posibilidades de los food trucks hablará Leire Pérez en el Food Truck Forum, la primera feria profesional del sector, que se celebrará los días 7 y 8 de febrero de 2017 en el BEC (Bilbao Exhibition Centre). Ella será precisamente la encargada de abrir las sesiones de conferencias haciendo un repaso al presente, pasado y futuro del mundo food truck y a la situación actual del sector en España, y las cerrará explicando los puntos básicos para rentabilizar el negocio sobre ruedas.

La Hambroneta black será la “cocina” de la final del concurso de recetas callejeras Cooking the Street, y un Hambrocar estará en la zona gastro del Forum, sirviendo cerveza, junto a otros food trucks.

Esta emprendedora anima a hosteleros, emprendedores y food truckers en activo a no perderse el Food Truck Forum: “Es una suerte y un privilegio que hay que aprovechar”, afirma. “Cuando creé Hambroneta, hace 5 años, eran escasas las referencias de food trucks en España; no había ningún sitio donde me pudieran responder a mis dudas, y he llorado mucho intentando explicar el concepto food truck, que no es otra cosa que un negocio hostelero, en los ayuntamientos. ¡Lo que hubiera pagado entonces por un foro como éste!”.

Aunque el camino ha sido muy difícil, ha merecido la pena: “es increíble poder ser parte activa del movimiento. ¡Y aún queda mucho por hacer! A los food trucks les queda un largo camino por recorrer. Tanto si quieres montar un food truck, como diversificar tu negocio de hostelería tradicional, o si eres un food trucker que deseas estar a la última y hacer de la street food una alternativa de calidad… ¡no nos mires, únete!”